Cuando uno está mejor callado aunque sea en el lecho de muerte

Ya hemos hablado en varias ocasiones de lo que se siente al morir, lo que se ve o no se ve, pero nunca habíamos comentado lo que dicen las personas cuando están a punto de pasar a mejor vida.

Empezamos con los dramas de última hora

Un hombre sufrió un grave accidente de coche y mientras lo trasladaban en la ambulancia, dijo ante los enfermeros “decidle a mi mujer que Wendy es mi hija y que la quiero”, unos minutos más tarde, murió. Wendy era la hija de cinco años de los vecinos. Al final si estuviera callado hubiera sido mejor, los vecinos se divorciaron y ahora Wendy vive con su madre y su nuevo padre.

Tay-Lorde, cuenta que su padre había sido dado en adopción a su abuelo por una mujer que iba a su parroquia y que había quedado embarazada después de una aventura con un hombre desconocido. En el lecho de muerte, el abuelo confesó que él era el auténtico padre  y la adopción era una manera de poder reunirse con su hijo biológico sin levantar sospechas, así se lo confesó a la mujer con la que llevaba décadas casado y que había criado al hijo que había tenido con su amante como si fuese propio.

Sorpresa

Te contagia Sida: Cuando descubres que la persona con la que has compartido tu vida durante años te dice en su lecho de muerte “lo siento, lo siento, te lo tenía que haber dicho, perdóname”.

Los graciosillos

Los que se van con un chiste “no dejes que el puto enterrador se quede con mi diente de oro” o “¿Qué estás haciendo aquí? Nunca te he soportado”, le espetó a su suegra antes de morir.

El amor

Un hombre, había tenido una amante toda su vida, aunque su amor no fue posible ya que a pesar de estar enamorado de ella desde su juventud, se había tenido que casar con otra mujer. Las dos mujeres conocían la existencia de la otra, aunque no se conocían. Para la familia pasó a ser la “tía”. Estando este hombre en el lecho de muerte, su hijo le preguntó si quería ver por una última vez a esa mujer de la que había estado enamorado durante décadas pero con la que nunca había podido estar. Así que llamó a su “tía” y esta llego en minutos al hospital. “La tía vino a verle y cinco minutos después murió en sus brazos”.

Fuente: elconfidencial.com

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE…

¿QUÉ SE SIENTE AL MORIR?

LA MONJA QUE AFIRMABA QUE LUCIFER LE HABÍA DICTADO UNA CARTA

DESCUBRIR A UN CRIMINAL POR SU PERFUME

Otras noticias

Próxima apertura

Próxima apertura

CompartirFacebookGoogle+TwitterLinkedin

El duelo

El duelo

El duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a una pérdida. En el duelo se...

La elaboración del duelo

La elaboración del duelo

La elaboración del duelo es el transcurso del proceso desde que se produce la pérdida...

La Eutanasia

La Eutanasia

La Eutanasia está ligada al desarrollo de la medicina moderna. Para parte de la...

Nuestro inconsciente y la...

Nuestro inconsciente y la...

El filósofo Mario Bunge dice “la muerte no es un misterio para quien sepa algo de...

Testamento vital

Testamento vital

El testamento vital, es un documento de voluntades anticipadas por el que un ciudadano,...