A través del siguiente formulario de contacto puede hacernos llegar todas las dudas que tenga acerca del funcionamiento y actividades que realizamos en Tanatorio As Gándaras. Contestaremos personalmente a cada cuestión que serán publicadas en el diario El Progreso de Lugo y en esta web.


Los datos serán recogidos para gestionar la agenda de contacto para comunicaciones propias del negocio establecido, acciones promocionales por el responsable de los ficheros (ubicados en territorio de la unión europea) que es SERFUJA, S.L. (B27180462). Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad. Puedes consultar, rectificar o cancelar tus datos dirigiéndote al responsable del fichero mediante correo electrónico en la dirección info@asgandaras.gal.

DUDAS RESUELTAS

Hace unos días vi su entrevista en el Luar hablando sobre los espacios en los que esparcir las cenizas de un familiar. ¿Podría tirar una urna al mar? (Berta Losada)

De acuerdo con la normativa actualmente en vigor, existen restricciones a la hora de esparcir las cenizas de un cuerpo en espacios como el mar; por ejemplo, la del material del recipiente en el que se depositan. De este modo, las urnas que contienen las cenizas tienen que ser biodegradables de manera que no acaben flotando y, de esta manera, también se reduce el impacto medioambiental y la contaminación que provocaría el uso de otros materiales como el vidrio.

Por otra parte, hace falta tener en cuenta que aunque la legislación de ámbito nacional establece que el lanzamiento de cenizas al mar o  a cualquier otro lugar está considerado como un delito contra el medio ambiente, el marco legal propio de Galicia señala explícitamente que podrán ser depositadas en una sepultura, columbario, propiedad privada u otro destino compatible con las normas ambientales y sanitarias vigentes.

En esa línea, cada vez son más las personas que les piden a sus familiares que, una vez incineradas, esparzan sus restos en algún lugar simbólico para ellas, como puede ser un espacio de su jardín, una finca de su propiedad o mismamente al amparo de un árbol.

Tengo curiosidad por saber si los cuerpos se entierran con dispositivos como los marcapasos o las prótesis (Francisco Vázquez)

De acuerdo con la legislación vigente, los marcapasos, al igual que los holters, los desfibriladores o cualquier otro dispositivo que lleve una pila o batería en su interior, tienen que ser extraídos del cuerpo de la persona fallecida antes de proceder a su entierro o a su incineración.

Las razones para hacerlo son, fundamentalmente, de dos tipos: por una parte, en el caso de los entierros, suponen un elevado riesgo de contaminación para el suelo por su propia naturaleza. Por la otra, también representan un serio peligro en las incineraciones ya que, al estar sometidos a las elevadas temperaturas propias de una cremación, podrían llegar a explotar.

Tras ser retirados, todos estos mecanismos electrónicos son llevados a puntos autorizados para su tratamiento, con la finalidad de asegurarse de que su destrucción se hace conforme a los protocolos establecidos y por una empresa especializada en la materia.

Por el contrario, las prótesis de cadera, los implantes y, en general, los llamados dispositivos inertes (aquellos que no precisan de pilas o de baterías) no tienen que ser retirados tras la muerte ya que no constituyen ninguna amenaza para el medio ambiente ni se da ese peligro de explosión durante la combustión del cuerpo.

Querría saber cuáles son los plazos en los que se puede exhumar un cuerpo y también quién puede tomar esa iniciativa (Adela Gómez)

La exhumación es el procedimiento por el cual se desentierran los restos cadavéricos, un trámite que se realiza bien a petición de la familia (en determinados casos se requiere también autorización judicial) o bien ordenado por el juzgado, cuando se den determinadas circunstancias de índole legal en relación a la persona fallecida.

Entre las razones por las que se solicita una exhumación se encuentra, principalmente, la necesidad de liberar espacio para la ocupación del mismo por uno nuevo cuerpo. En otros casos también se recurre a esta alternativa para que la transmisión de la sepultura a otra persona se haga con el espacio vacío o cuando finaliza el período de concesión administrativa de ocupación.

Con independencia de cual sea el motivo por el que se pide este trabajo, es preceptivo solicitar en todos los casos las pertinentes autorizaciones sanitarias y legales para poder llevarlo a cabo. Existen funerarias, como Serfuja, que, a petición de la familia, se ocupan de realizar íntegramente el procedimiento, para lo cual se requiere también la partida de defunción literal.

En cuanto a los plazos, para el levantamiento de restos cadavéricos han de transcurrir cinco años del fallecimiento, aunque, si es por causa judicial, una exhumación puede llevarse a cabo previamente.

Me gustaría saber con que finalidad se lleva a cabo un embalsamamiento y también si es un trámite obligatorio (Agustín Ferreiro)

El embalsamamiento es un procedimiento que se realiza sobre los cuerpos sin vida con el objetivo de conservar los cadáveres en condiciones idóneas, de manera que se retrasan en el tiempo los fenómenos de putrefacción gracias a la intervención de medios químicos. En ese sentido, para llevar a cabo un tratamiento de este tipo lo que se hace es intercambiar fluidos conservantes por la sangre del cuerpo, normalmente a través de una arteria.

Se trata de un trámite obligatorio desde el punto de vista legal en cinco situaciones: cuando el cadáver va a permanecer más de 72 horas sin enterrar, cuando va a ser velado en lugar público, cuando el entierro se va a realizar fuera de un cementerio, si va a ser trasladado en avión, barco o tren y también si así lo exige la legislación del país de destino.

Al margen de estos casos, hay familias que voluntariamente eligen contratar este servicio para que el cuerpo tenga una mejor presencia desde el punto de vista estético y, de esta manera, favorecer que la última imagen que tienen de esa persona sea más próxima a la que esta presentaba en vida.

Por último, es preciso aclarar que, en contra de lo que mucha gente cree, el embalsamamiento no implica necesariamente la evisceración (es decir, la retirada de las vísceras) del cuerpo.

Tengo curiosidad por saber cuál es el sistema de funcionamiento de un horno crematorio (Álvaro Barreiro)

El horno crematorio es el lugar donde se lleva a cabo la incineración de un cuerpo gracias a las dos cámaras con las que cuenta –la de combustión y la de postcombustión- y en las que el féretro y el cadáver acaban convirtiéndose en cenizas debido a la pirólisis (es decir, la descomposición química de una sustancia compleja como un cuerpo humano en productos más simples por la acción del calor). De hecho, para que se pueda llevar a cabo la combustión la temperatura del horno tiene que superar los 800 grados centígrados.

El proceso en sí mismo consta de tres etapas: la primera es la del calentamiento de las instalaciones hasta conseguir dicha temperatura. Una vez conseguido eso, se introduce el cuerpo para ser incinerado y, finalmente, tiene lugar el enfriamento, con el que se pone punto final a un procedimiento que dura en total unas tres horas y media y en el que lo más difícil de quemar son los huesos debido a su dureza.

Para muchas personas, poder seguir este proceso desde una sala contigua a la del horno crematorio es una manera de rendirle un último adiós a su familiar. En ese sentido, existe la posibilidad de contratar un servicio integral de este tipo en un tanatorio que cuente en sus instalaciones con un horno crematorio propio sin tener que desplazar el cadáver fuera para quemarlo.