La última vez que se aplicó la ley de brujería fue en 1944

La victima fue Helen Duncan, nacida en Escocia en 1897 y médium desde que era una niña. En la primera mitad de siglo XX se convirtió en la vidente más afamada y valorada de toda Inglaterra.

Sus dotes para revelar el futuro le ocasionaron diversos problemas en el colegio, ya que sus compañeras de clase afirmaban tener miedo de sus profecías.

Se casó con Henry Anderson Horne Duncan en 1916 y Helen empezó a ejercer como médium al poco tiempo. Poseía una auténtica legión de seguidores, muchos de ellos de las clases más pudientes de la época. Señalada por la justicia en alguna que otra ocasión como posible estafadora, Helen, que sufría de serios problemas cardíacos y respiratorios, en gran parte fruto de su considerable sobrepeso.

Pero su carrera esotérica y su suerte se truncaron a finales de 1943 durante una de sus más polémicas sesiones. Su error fue acercarse demasiado a la verdad en temas muy delicados y sensibles para el gobierno.

En un intento de sacar de la calle a alguien capaz de vaticinar anticipadamente los movimientos de la armada inglesa en un momento bélicamente tan complicado, inquietaba a muchos altos cargos. Por eso se utilizó la antigua y caduca ley de 1735 para ponerla a disposición judicial por brujería y retenerla encarcelada.

Estuvo presa durante nueve meses en los que la puerta de su celda nunca se cerró. Durante su estancia en prisión, Helen continuó haciendo uso de sus dones psíquicos con guardianes y reclusos que parecían peregrinar día tras día hasta su celda en busca de consejo, entre los que se encontraba el mismo primer ministro de Gran Bretaña, Sir Winston Churchill.

Tras su liberación, Helen siguió realizando sesiones de forma clandestina y fue en una de ellas, en Nottingham en 1956, cuando, al verse sorprendida por una redada policial, su trance quedó suspendido haciendo que el ectoplasma que afloraba de su cuerpo regresase con rapidez a su interior, lo que según los médicos de la época esto le provocó graves quemaduras en el estómago. Ingresada de urgencia en un hospital, murió a la cinco semanas.

Hoy en día sus descendientes reclaman la exculpación de Helen de los cargos de brujería que le fueron injustamente imputados.

 

Fuente: espaciomisterio.com

Fuente imagen: wikipedia.org

 

 

 

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE…

CONDICIONES PARA ACUDIR AL CEMENTERIO DE LUGO EL DÍA DE DIFUNTOS

APRENDER A DISFRUTAR DE LAS PESADILLAS

EN EL PURGATORIO PERMANECEN LAS ÁNIMAS QUE ESPERAN A QUE DIOS LES CONCEDA LA PAZ DEL CIELO

 


    Los datos serán recogidos para gestionar la agenda de contacto para comunicaciones propias del negocio establecido, acciones promocionales por el responsable de los ficheros (ubicados en territorio de la unión europea) que es SERFUJA, S.L. (B27180462). Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad. Puedes consultar, rectificar o cancelar tus datos dirigiéndote al responsable del fichero mediante correo electrónico en la dirección info@asgandaras.gal.

    Otras noticias

    Próxima apertura

    Próxima apertura

    CompartirFacebookTwitterLinkedin

    El duelo

    El duelo

    El duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a una pérdida. En el duelo se...

    La elaboración del duelo

    La elaboración del duelo

    La elaboración del duelo es el transcurso del proceso desde que se produce la pérdida...

    La Eutanasia

    La Eutanasia

    La Eutanasia está ligada al desarrollo de la medicina moderna. Para parte de la...

    Nuestro inconsciente y la...

    Nuestro inconsciente y la...

    El filósofo Mario Bunge dice “la muerte no es un misterio para quien sepa algo de...

    Testamento vital

    Testamento vital

    El testamento vital, es un documento de voluntades anticipadas por el que un ciudadano,...